FANDOM


Noimageavailable1.jpg

Helen Granat era una empleada del Departamento Legal de Mitigación de la Corporación Murkoff, que trabajaba en el Hospital Psiquiátrico de Mount Massive, Colorado. Ella fue la encargada de cerrar el programa de arte instalado en el asilo; que más tarde recibió un correo electrónico de Neil Wolfram sobre este asunto. Se puede suponer que no estaba en el asilo durante el motín de los Variantes contra el personal del hospital, dado que no podían trabajar mujeres porque el motor morfogénico creaba embarazos psicosomáticos con desenlaces fatales cuando los niños inexistentes eran abortados, como es mencionado en el documento "Un caso perdido". Es mencionada en ambos juegos, tanto en Outlast como en Outlast: Whistleblower.

Granat fue la última mujer que estuvo trabajando en el hospital psiquiátrico, siendo trasladada después de haberse destapado los abusos sexuales cometidos en el interior del edificio tras la detención de Richard Trager en Outlast: The Murkoff Account. Se sabe que fue la última mujer en permanecer en el edificio después de que la propia protagonista del cómic de Red Barrels Games, Pauline Glick, reconociera que ella estuvo trabajando en Mount Massive poco antes de su despido, quedándose tras de ella solo una última empleada: Helen Granat.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar